• 927 46 61 10
  • info@abonaglobal.com

Alfalfas

Descripción general

Es un tipo de cultivo extendido por Asia y Europa. Cuenta con una raíz robusta que puede alcanzar hasta 5 metros de altura, con tallos delgados y erectos y con hojas trifoliadas, aunque las primeras son unifoliadas.

En el cultivo de alfalfas, las semillas germinan a temperaturas de 2 a 3ºC. A medida que aumenta la temperatura la germinación se desarrolla más rápido hasta alcanzar los 28-30ºC. A partir de 38ºC de temperatura son condiciones letales. Hay variedades de alfalfa que pueden desarrollarse a temperaturas de hasta -10ºC. La temperatura media anual para la producción forrajera está en torno a los 15º C. Siendo el rango óptimo de temperaturas, según las variedades de 18-28º C.

El factor limitante en el cultivo de la alfalfa es la acidez, excepto en la germinación, pudiéndose ser de hasta 4. El pH óptimo del cultivo es de 7´2, y es muy sensible a la salinidad.

La alfalfa, aunque se cultiva en una amplia variabilidad de suelos,  requiere que sean profundos y bien drenados. Suelos con menos de 60 centímetros de profundidad no son aconsejables.

¿Por qué ABONA?

A partir del estudio del suelo y cultivo mediante el conocimiento de los estados fenológicos, ABONA Global aporta al agricultor soluciones 100% sostenibles mediante un programa nutricional y bioestimulante específico, mediante el uso de productos ABONA, que potencian la fertilización, bioestimulación y capacidad productiva de los cultivos.

¿Cuándo aplicar mi producto?

La aplicación de los diferentes productos ABONA se recomiendan en los siguientes estados fenológicos: